Lo que me apasiona

Dicen por ahí que un hombre es un animal de costumbres y mis costumbres me llevan a pasiones. Mis pasiones, que puede que sean las mismas tuyas, las divido en las siguientes:

Pasiones profesionales.

  1. Ayudar a la gente: Soy Consejero Profesional y me encanta ayudar a la gente con sus problemas emocionales.
  2. Enseñar: Me encanta impartir el pan de la enseñanza a la gente, ya sea en el aula de clase, en un taller y/o conferencia o hasta en la calle reuniendo a las personas para hablarles de un tema en específico.
  3. “Network Marketing”: La más reciente y última de mis pasiones, por medio de ésta ayudo a la gente a tener un mejor estilo de vida, además me brinda la oportunidad conocer a mucha gente y lo mejor es que puedo poner en práctica mis primeras 2 pasiones.

Pasiones personales.

  1. Café: Para mí no hay nada mejor que un buen café puertorriqueño, me lo tomo es en las mañanas a las 6:00 am y/o antes de las 9:30 am, en la tarde  si es antes de las 3:00pm. En especial si lo comparto con mi esposa y/o con varios amigos.
  2. Pan sobao con mantequilla: A veces los mejores placeres de la vida están en su simpleza, no hay nada mas sencillo y a su vez mas clásico que un pan sobao con mantequilla, mucho mejor si lo acompaño con café.
  3. Dona glaceada: Una buena dona glaceada para endulzar el paladar siempre es una excelente opción a la hora de una merienda, mucho mejor si la acompaño con un buen café.
  4. Pique: Un gustazo a mi paladar. Hace que toda comida sabrosa se haga doblemente mas sabrosa. No importa el sabor, nivel de picante, ni como se vea; es el toque perfecto en mi comida.
  5. Un buen libro: Guarden las “tablet” y las computadoras. Nada supera un libro. El olor de una publicación nueva, el pasar esas páginas con tus propios dedos es una de las experiencias mas hermosas que he vivido desde niño y que nunca se han disipado como adulto. No la he cambiado por nada. ¡Jamás la cambiaré!
  6. Películas: Una buena película en familia o conmigo mismo, ya sea en TV o en el cine, abre mis neuronas y me inspira a escribir nuevas historias.
  7. Escribir: Por supuesto escribir, cuando escribo mi mente viaja a mundos inimaginables. Me encanta escribir.

Como ya pueden ver soy un mortal como cualquiera de ustedes que disfruta de las amenidades que nos brinda la vida, puesto que es la vida misma la que se disfruta en sus detalles. ¿Y tú? ¿Cuáles son tus pasiones? Expresa tus ideas en esta, tu página favorita.